Job Interviews

NOTICIAS AMBIENTALES


28 Junio 2011
12:07 p.m.
 

Fundación Toyota cuida el medio ambiente

Otorgará $100,000 en donativos para proyectos de cuidado ambiental.
 
Mario Dávila, presidente de Toyota de Puerto Rico.
Mario Dávila, presidente de Toyota de Puerto Rico.
Solo tenemos un planeta y por eso cada idea cuenta cuando se trata de conservar el ambiente. Es de acuerdo con esta filosofía que la Fundación Toyota anuncia el lanzamiento de su Programa de Donativos Ambientales.

La convocatoria abrió el pasado miércoles 22 de junio, y estará aceptando propuestas hasta el 15 de agosto. “Se otorgarán donativos a entidades sin fines de lucro que aporten a la protección del medio ambiente”, señaló el presidente de Toyota de Puerto Rico, Mario Dávila.

Desde que la Fundación inició el programa en 1997, ha distribuido más de $1 millón a másde 70 organizaciones para apoyar distintas iniciativas ambientales.

Dávila dijo que este año se otorgará $100,000 en donativos para proyectos de cuidado ambiental en las áreas de: educación, manejo sostenible de recursos, contaminación del ambiente, conservación de vida silvestre, bosques, cuerpos de agua, control de erosión, deforestación, ahorro en consumo de agua y energía, promoción de aire limpio, concienciación sobre reciclaje, reuso y reducción de basura, e investigación, entre otros.

Las propuestas deben ser sometidas antes del 15 de agosto a las oficinas de la Fundación Comunitaria de Puerto Rico. Esta entidad evaluará las propuestas de acuerdo a su impacto en la comunidad, su fin educativo y potencial para la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

Para los requisitos del programa visite toyotapr.com/fundación o comuníquese al 787-721-1037, extensión 202. También puede acudir a las oficinas ubicadas en la Avenida Ponce de León, Parada 25 en Santurce.



Fuente: Periodica El Nuevo Dia 6 Octubre 2011


Pedirán a la EPA que permita contaminar más para reducir costo de energía


Fortuño dijo que “fue una metida de pata” el acuerdo de 2005 para bajar el por ciento de azufre en la quema de combustible

Por Inter News Service
Igual que la propuesta de la presidenta de la Cámara de Representantes, el gobernador Luis Fortuño informó hoy que pedirá a la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA) que permita que en la Isla se contamine más para poder disminuir el costo de la factura de la luz.
Se trata de cambios a un regulación acordada con el gobierno en 2005, que establece que en Puerto Rico sólo se puede emitir 0.5% de azufre en la quema de combustible, cuando en Estados Unidos se permite 2%.
Fortuño adelantó que la carta que enviará a la agencia federal carta “esta a punto salir, se están verificando los últimos detalles para cenirse a estandares de azufres de los demas estados”.
“Fue una metida de pata”, dijo sobre la estipulación a que llegó el gobierno pasado para reducir la contaminación que se emite al quembar combustible.
Ese acuerdo, afirmó, es el que provoca que la Autoridad de Energía Eléctrica tenga que comprar petróleo más caro porque tiene que refinarse para cumplir con la cantidad de azufre permitida.
Sin embargo, dijo que con los cambios en la generación de energía con fuentes renovables o menos contaminantes, se podrá hacer un balance en la contaminación que se lanza al aire.
Dio como ejemplo que en el norte se construye el tren de cercanías que provocará que haya menos autos en las carreteras y, por ende, menos contaminación en la zona donde también se quema petróleo para generar electricidad, como en Cataño.
“O queremos luz más barata o no la queremos”, comentó.
Su expresión surgió ante el tema de la oposición a la propuesta y a los proyectos eólicos en terrenos agrícolas y el gasoducto del norte.
Sobre la construcción de un parque eólico en Santa Isabel en terrenos que hoy producen alimentos, Fortuño alegó que “son totamente compatibles ambos, hay instrucciones de que se hagan compatibles”.
“Que haya la posibilidad de que continúen como en el resto del mundo ocurre, sembrando para comer y sembrando para prender las lueces”, indicó.
Explicó que durante un tiempo, mientras se construye, puede que se paralice la producción agrícola, pero sin efectos mayores.
“Hay gente que sopone a todo, tienen derecho... se oponen a los paneles solares, a los molinos de viento, al gas natural pero quieren pagar menos en la luz. Es una incongruencia terrible”, criticó Fortuño.
Lo mismo afirmó sobre el candidato a la gobernación del Partido Popular Democrático, Alejandro García Padilla, quien sostuvo que no permitiría la construcción del gasoducto de ganas las elecciones.
“Ha dicho que va a echar para atrás la reducción en las contribuciones, al cheque de $400 comenzando el año que viene para mayores de 65 año que ganan $15 mil o menos... es la selección que el pueblo tendrá que escoger”, afirmó.













Fuente: Periodica El Nuevo Dia 16 Septiembre 2011



Limpieza internacional de costas y ríos espera la participación de miles de personas

Scuba Dogs Society encabeza la actividad para por noveno año consecutivo limpiar las costas y ríos del país
Por Inter News Service
Miles de personas se han unido al llamado de Scuba Dogs Society para por noveno año consecutivo limpiar las costas y ríos del país, como parte de un esfuerzo de conservación internacional en favor del ambiente y la buena calidad de vida durante el Día Nacional de Limpieza de Playas en Puerto Rico.
La directora ejecutiva del capítulo local de la organización, Ana Trujillo, anunció la realización de la actividad para mañana, sábado, en 300 playas, ríos, lagos y áreas costeras de la isla, 50 más que el año pasado.
Y es que Puerto Rico se ha destacado en esta actividad, siendo el séptimo país, de 114, con mayor participación ciudadana y el primero al considerar la proporción per cápita.
La movilización de voluntarios ha significado la remoción de miles de libras de basura. En el 2010, participaron 13,160 personas en 250 costas para remover 218,615 libras de basura.
El evento es también un esfuerzo de educación para los más pequeños y una forma de llevar un conteo sobre los desperdicios en las zonas, que asu vez, sirve para establecer leyes políticas nacionales e internacionales en favor del ambiente.
Gracias a esta labor se ha podido constatar que las colillas de cigarrillo siguen siendo el desperdicio que más se recoge, un 19 por ciento del total de la basura recuperada. Le siguen las botellas de plástico y las bolsas plásticas. A base de esta información se desarrollan campañas de orientación para exhortar a los ciudadanos a evitar la disposición inadecuada de la basura.
Este año, el expelotero de Grandes Ligas Carlos Delgado se unió como capitán de limpieza submarina en la playa Crash Boat de Aguadilla.
Mientras, estudiantes de escuela superior han sido los más interesados en ofrecerse como voluntarios y cumplir con sus horas de servicio a la comunidad.
Los interesados en colaborar con la limpieza de costas pueden unirse a cualquiera de las costas inscritas el día del evento.









 Fuente: Periodica El Nuevo Dia 06 Septiembre 2011



De aquí las causas de las alergias

Descartadas las cenizas del volcán y el polvo desértico
Por Marga Parés Arroyo / Mpares@elnuevodia.com
Contrario a lo que muchos podrían pensar, el polvo del desierto del Sahara y las cenizas del volcán Soufriere en la cercana isla de Monserrate no son la fuente de la cantidad de hongos y polen que campean por sus respetos, día y noche, hasta en los rincones más recónditos de la Isla.
Esos aeroalergenos provienen de la misma naturaleza, de los árboles, la hierba y otra vegetación, especialmente, de El Yunque y de la Cordillera Central.
Es la dirección del viento la que juega un papel importante al repartir estos contaminantes tan diminutos que entran con facilidad a los finos alveolos del pulmón, provocando que a personas propensas a alergias, asmas y otras enfermedades respiratorias se les deteriore sus condiciones.
Esta es parte de la información que ha sido recopilada en los últimos seis años en la estación de Aerobiología que ubica en la azotea del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR).
El doctor Benjamín Bolaños, catedrático asociado del Departamento de Microbiología del RCM) de la UPR es el encargado de monitorear y evaluar diariamente el patrón de estos pequeños contaminantes. Esto, con el fin, de que la población más a riesgo de sufrir quebrantos de salud por estos contaminantes tome las medidas cautelares necesarias.
“Esto es bien importante por que en Puerto Rico hay muchas personas con alergias, además de ser un sitio con una de las tasas más altas de asma en el mundo”, sostuvo el científico.
En mayo de este año la Burkard cumplió seis años en Puerto Rico. Avalada por la Academia Americana de Asma, Alergia e Inmunología, esta es la única estación de aerobiología fuera de los Estados Unidos, la única en el Caribe y en la región del Trópico.
Según explicó Bolaños, aunque un día claro y despejado pudiera dar la impresión de estar libre de contaminantes en el aire, la realidad puede ser otra ya que los aeroalergenos son tan diminutos que son invisibles a simple vista. Solo a través del lente de un potente microscópico es que científicos como Bolaños pueden descifrar -a través de laminillas- la presencia y la cantidad de estos contaminantes.
“Esto desencadena una respuesta inflamatoria de alergia, provocando irritación en la nariz, la garganta y la mucosa”, dijo Bolaños.
Aunque la presencia de estos contaminantes ha sido detectada a través de toda la Isla durante todo el año, hay dos temporadas cuando sus niveles se disparan. Estas son de abril a mayo y de septiembre a noviembre. Datos de años anteriores reflejan que es durante estos meses que las hospitalizaciones por condiciones respiratorias aumentan significativamente, especialmente en niños.
Para conocer el nivel diario de contaminantes, Bolaños utiliza una Escala que tiene cuatro niveles y varían de bajo a muy alto. El más bajo se identifica con el color verde e incluye una lectura de una a 37,999 esporas. El más alto está identificado como “alerta roja” e incluye de 59,000 a 138,999 esporas.
Como la lluvia influencia la liberación de las esporas de hongos, debido a que el verano que recién culminó se caracterizó por lluvias intensas Bolaños anticipa que esta temporada alta que comienza ahora en septiembre “va a ser bien mala para las condiciones respiratorias”.
Hasta la fecha, el nivel más alto de esporas se registró en febrero del año pasado en Ponce, cuando se detectaron 210,000 esporas de hongo.
Una comparación que se hizo durante un año entre Caguas y San Juan arrojó que en Caguas hay un nivel notablemente más alto de esporas, probablemente por ubicar más cerca de El Yunque y por estar rodeado de montañas y de más vegetación que el área metro.
Sin embargo, Ponce, Mayagüez, Arecibo, Caguas y San Juan son pueblos donde se han identificado altos niveles de esporas, por lo cual Bolaños recalcó que estos aeroalergenos abarcan toda la Isla.
“Hay que aprender a vivir con ellos porque la realidad es que no hace ninguna diferencia si la persona está dentro o fuera de su casa, aparte de que cuando más se liberan los hongos es de 2:00 a 4:00 a.m.”, dijo el científico.
Sugirió que las personas más propensas a sufrir de condiciones respiratorias monitoreen los contaminantes en el aire. Esto puede hacerse a través de la página cibernética del RCM (www.rcm.upr.edu/rcm) que conecta al Reporte de Alergenos de San Juan que ubica en la página de la Academia Americana de Asma, Alergia e Inmunología.
Bolaños recalcó que de esta forma la persona en riesgo de estas condiciones puede consultar con su médico qué tratamiento debe seguir cuando los aeroalergenos son altos. Además, sugirió comprar un purificador de aire con filtro HEPA, cuyo costo asciende a unos $150 o más.
Por otra parte, Bolaños señaló que sería idóneo ubicar otras dos estaciones de aerobiología, una en Ponce y otra en Caguas, para poder tener un proyecto más completo de los aeroalergenos en toda la Isla. Sin embargo, subrayó que para ello necesitaría un auspicio económico.


Fuente: Periodico Primera Hora  25 de abril de 2011




La exposición a las emanaciones electromagnéticas abre muchas interrogantes


Por: Rosa Escribano / Primera Hora

Hace apenas unas semanas que el mundo se consternó ante el peligro del material radiactivo proveniente de la central nuclear de Fukushima, afectada por el devastador tsunami en Japón.
El temor a sufrir daños a la salud como consecuencia de tal situación es un tema del que todavía se habla. Pero aparte de este daño ambiental, hace décadas que los seres humanos estamos expuestos a un tipo de contaminación que aún no acapara la atención con la misma magnitud. Se trata de la contaminación electromagnética, conocida también como EMF (por sus siglas en inglés).
Por supuesto, al hablar del tema surge la interrogante sobre cuánta atención debemos prestar a esta realidad.
¿Se trata de una contaminación nociva? ¿Qué dice la ciencia al respecto? ¿Debemos preocuparnos? límite arriesgado
Esta contaminación es la que se produce como resultado de las radiaciones del espectro electromagnético generadas por equipos electrónicos u otros elementos como torres de alta tensión, telefonía celular, enseres electrodomésticos y otros.
El adelanto tecnológico de hoy día contribuye a que nuestra sociedad esté expuesta masivamente a esta emanación imperceptible. "Si uno busca literatura científica, estamos en un proceso en que a nivel científico hay discrepancias", expone el Dr. Iván Figueroa, quien hace dos años comenzó a interesarse en indagar sobre el tema. "Pero yo digo que tampoco hay suficiente evidencia para probar que no hace daño", añade con preocupación.
"Comencé a estudiar sobre la información y me di cuenta de que muchos países europeos y asiáticos como Suecia, Alemania, Italia y Rusia han iniciado investigaciones sobre este tema, y son países más exigentes en el control de las unidades físicas de emisiones", menciona el también cirujano pediatra retirado, que actualmente practica la medicina integral y la acupuntura médica china tradicional en adultos y niños. Como ejemplo, señala que "Rusia tiene un control exigente de los límites de emanaciones de torres de microondas en el ambiente, siendo diez veces menor de lo que Estados Unidos permite". A esto cabe añadir que nuestra isla se rige por tales reglamentaciones. Todavía una incógnita
Al hacer referencia a lo que expone la ciencia respecto a los posibles daños asociados con la EMF, "la respuesta de muchas investigaciones es que no hubo suficiente evidencia científica para comprobar que las microondas que se generan con el sistema de intercomunicación de celulares, antena, etc., demuestran que hace daño a la salud".
Sin embargo, Figueroa entiende que sería incorrecto conformarnos con tal respuesta. "Mientras tanto, ¿qué hacemos con esa posición ambigua? Hay que recordar cuando en años anteriores se hablaba del daño que quizás podía provocar el plomo y la nicotina, y demoró tiempo en que la ciencia lo pudiera comprobar".
A su vez, el doctor confiesa que "yo creo en la ciencia, pero le toma más tiempo e inversión de dinero en lo que realiza estudios para llegar a una conclusión. Mientras, estamos en una etapa de transición", razón por la que invita a estar más atentos a toda las investigaciones al respecto, así como a la exposición a las fuentes de EMF. Estudios que lo sugieren
Por su parte, el Dr. Braulio Jiménez, director del Centro de Estudios Ambientales y Toxicológicos del Recinto de Ciencias Médicas, afirma que "todavía es un tema debatible; en la ciencia hay gente que lo apoya y otros que dicen que todavía no hay suficiente evidencia para confirmarlo". No obstante, "hay estudios epidemiológicos que sí sugieren" que tal contaminación es real.
El toxicólogo añade que "aunque esos estudios no son del todo confiables, hay investigaciones que han encontrado alta incidencia de enfermedades por la alta exposición a esta contaminación, como abortos, deformidades o partos prematuros".
Entre los hallazgos al respecto, hace referencia a que "la melatonina es una sustancia que se secreta mayormente mientras estamos durmiendo. Cuando nuestro cuerpo está en reposo, esta sustancia se libera y funciona como si fuera un agente antioxidante para limpiar el cuerpo de moléculas que causan daño al material genético de nuestras células". Ahora bien, "la alta exposición al EMF reduce los niveles de producción de esa molécula, y con ello, la capacidad de proteger contra el cáncer".
A su vez, el toxicólogo enfatiza que "la contaminación del EMF no es un mito. Si ahora mismo estás hablando con el celular pegado a tu oreja, estás recibiendo ondas electromagnéticas". De hecho, en este sentido, revela que "una de las preocupaciones es que los jóvenes de hoy lo que hacen es hablar por celular todo el día. Lo que están haciendo con esa exposición es aumentando el riesgo del daño que pueda ocurrir, particularmente en el área del cerebro".
Jiménez alerta que "debemos ser conscientes de los posibles efectos de esta contaminación". También, el doctor es enfático al aclarar que "esto no quiere decir que de repente la gente va a tener cáncer o tumores, o que el diagnóstico de éstos en una persona se deba a consecuencia de esta contaminación". En este aspecto hay que tener en cuenta que "no todos estamos hechos de la misma constitución genética. Cada cuerpo tiene una respuesta diferente".
El doctor reitera que "hay estudios que todavía necesitan validar qué podemos hacer para minimizar las consecuencias de esta contaminación". Mientras, "el llamado es a ser más prudentes con el uso de esta tecnología, a educarnos".Inquietud a nivel local
De otra parte, el doctor Figueroa manifiesta preocupación respecto al hecho de que "Puerto Rico está saturado con WiFi en las escuelas, incluyendo las públicas, y aún no se sabe cómo impacta el desarrollo del sistema nervioso de estos niños, qué efectos pueda tener sobre su capacidad escolar". Y aclara que "el WiFi es como tener una antena emanando microondas sobre el cuerpo durante las horas de exposición".
Figueroa añade que, si bien "existen productos en el mercado para mitigar estos daños sobre el cuerpo humano", enfatiza que "no nos conformemos con respuestas de que no hay peligro". Además, especifica que fuera de alarmar o infundir miedo en las personas, lo que interesa es que su postura se tome como "un llamado a que todas las personas responsables en ello, funcionarios de gobierno, comunidades, científicos, nos mantengamos en alerta para la evaluación de esta situación, ya sea para descartar o comprobar daños, porque no hay evidencia científica que lo compruebe, pero tampoco la suficiente data que lo descarte".




No hay comentarios:

Publicar un comentario